Home Razas de Perro Yorkshire

Yorkshire

by TeleMascota

Muchas personas sienten afinidad hacia perros de razas pequeñas, porque suelen ser animales fáciles de mantener bajo control y pueden llevarlos fácilmente a cualquier lugar.

En algunos otros casos, los dueños consideran que se adaptarían mejor al espacio disponible en sus casas o apartamentos de ciudad para su esparcimiento dentro.

Por otra parte, también están los que optan guiados por la belleza y coquetería, porque ciertamente las opciones en cuanto a razas de perros grandes son bastante limitadas.

Dirigido hacia los del segundo ejemplo, este artículo hablará acerca de la raza de perro yorkshire, especialmente amada por su pelo largo que suele llegar y arrastrarse por el suelo.

Descripción

Los perros de raza yorkshire suelen verse muy diferentes en casas o en exhibición, aunque algunos dueños urbanos los mantiene tal cual como en un espectáculo canino.

En este sentido, no siempre es sencillo identificarlos porque la mayoría los conoce en una u otra presentación, lo que sí es definitivo es que son peludos y lindos y tiernos.

  1. Cara: la forma de su cráneo es plana, lo que es muy bien compensado con el volumen de pelo que producen.
    1. Ojos: son de color oscuro y tienen una mirada que denota curiosidad o inteligencia.
    2. Orejas: son medianas y erguidas, formando una perfecta V en la cima de sus cabezas.
    3. Nariz: es pequeña, en proporción con la raza y de color negro.
    4. Boca: no es muy largo, se puede decir que el área es como una pequeña bola.
  2. Pelaje: es lacio, suave y tiende a ser largo, aunque es de libre elección del dueño. En cuanto al color, suelen ser marrones, negro y grises.
  3. Cuerpo: tienen un cuerpo anatómicamente regular, con patas delgadas y cortas a causa de su altura reducida de apenas 20 centímetros y un peso que no supera los 3,5 kilogramos.

Carácter

Fuera de toda norma preconcebida, los perros de raza yorkshire son bastante independientes. Esto no quiere decir que no sociabilicen, pero no son el tipo de can que persigue a sus dueños dondequiera que vayan.

Instinto protector

Suelen ser algo sobreprotectores, pese a su tamaño. Es importante que el dueño se mantenga atento en presencia de otros perros más grandes y lo adiestre respecto a los peligros reales y los falsos.

Sociabilidad

Adoran ser el centro de atención y son bastante sociales con todas las personas sin mucha distinción entre dueños, amigos, o visitantes. Sólo quieren que los vean y muestren aprecio o encanto.

Ladridos

Sus fuertes pulmones compensan su tamaño puesto que son bastante ruidosos. En ocasiones es preferible tenerlos en una casa más que dentro de un condominio para evitar molestias.

No obstante, para no causar incomodidades o problemas, es recomendable que el dueño lo adiestre desde pequeño para corregir sus excesos. Expertos afirman que se puede remediar.

Necesidades y cuidados

A pesar de todas las acotaciones contradictorias ya mencionadas, los yorkshire son una raza de perro bastante delicada y que requiere de muchos cuidados, por lo que es importante que sus dueños se tomen el tiempo para atenderlos.

Alimentación

Estos canes suelen tener un estómago muy delicado por lo que es importante someterlos a una dieta de alta calidad y mantenerla a lo largo de su vida, sin alteraciones mínimas para que su sistema digestivo reacciones correctamente.

Hay muchos alimentos que promueven especialmente la salud de su pelaje, pero poco hacen por la nutrición, y es algo que se recomienda consultar con su veterinario para evitar alteraciones estomacales y cuadros de vómito crónicos.

Higiene

Esta parte del cuidado consta de varias vértices, precisamente por las características propias de la raza, que es bastante delicada en muchos aspectos.

  1. Cepillado: indiferentemente de si prefieras mantener su pelo corto o largo, el yorkshire siempre será peludo.
    1. Nudos: cepillado a diario para evitar que se formen nudos o enredos. Si el caso es que tiene el cabello largo, divídelo en partes para que los puedas abarcar con mayor comodidad.
    2. Suciedad: el cepillado no solo sirve para que el cabello se vea bonito sino también para quitar rastros de suciedad –tierra o polvo–. Se recomiendan peines con cerdas de metal.
    3. Pulgas y garrapatas: durante el cepillado, es el momento preciso para revisar entre los cabellos que no haya garrapatas o pulgas, teniendo en cuenta que el volumen de pelo atrae.
    4. Irritaciones o heridas: también conviene que revises con cuidado su piel para detectar posibles irritaciones por alergia o heridas que se haya causado con uñas, muebles, otros.
    5. Cabello largo: si es el caso, la recomendación es que te asegures de que el pelo mantenga una distancia con el suelo suficiente para que se mueva con facilidad, sin tropezar.
  2. Baño: tantos por los paseos como por la suciedad en casa en contraparte con el volumen de su cabello, lo recomendable es que se los bañe al menos dos veces al mes.
    1. Cepillado: durante el baño es imprescindible que se le cepille porque al frotar el cuerpo puedes ocasionar enredos.
  3. 2.2. Secado: aparte de una toalla, es recomendable que uses un secador para acelerar el proceso; aire frío preferiblemente.
    1. Productos: asesórate en la clínica o tienda veterinaria acerca de cuáles son los mejores productos para cuidar su piel y su pelo
  4. Uñas: por su cualidad de perro de casa, es importante que te des la tarea de cortar sus uñas; eso evitará que se dañen tus muebles y que e haga daño a sí mismo cuando se rasque.

Ejercicio físico

Los perros yorkshire requieren de una cantidad de ejercicio moderado, sin embargo, es importante que no los retengas en casa sino que los lleves a pasear todos los días para mantenerlo activo y enseñarle a socializar con otros perros.

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de privacidad y Cookies