Home Razas de Perro Pastor alemán

Pastor alemán

by TeleMascota

Pese a la fama de ser animales agresivos, el Pastor Alemán es un perro sencillo de adiestrar; se muestra siempre en boga, listo y activo, disfruta tener algo que hacer. Su espíritu sobreprotector, demanda educarlos desde cachorros y proveerles de cantidad de ejercicio diario para evitar que se torne nervioso o excitable. Descúbranse ahora mayores detalles.

Origen y características de la raza Pastor Alemán:

Teniendo un origen a finales del siglo XIX, el inicio de la historia de la raza Pastor Alemán es sin duda un poco reciente; y es que, surge del cruce de pastores de Turingia, Württemberg y Hannover, como respuesta a la necesidad de su creador de encontrar un buen perro de caza.

Es así como el capitán de caballería – que formara parte del ejército alemán – se considera como “padre de la raza”, quien además, es fundador de la Asociación de Amigos del Pastor Alemán, especie canina de gran popularidad y preferencia de quienes se confiesan amantes de los perros.

Rasgos distintivos:

En líneas generales, el cuerpo de estos canes se muestra bien proporcionado. Su cabeza es ancha, estrechándose conforme se acerca al afilado hocico; de esta, sobresalen las largas orejas que mantienen siempre erguidas.

Musculosa y nivelada, la espalda de los Pastores Alemanes finaliza en una cadera ligeramente curveada hacia abajo, de la que cuelga la poblada cola. Respecto a su pelaje, se distingue por ser duro, espeso, grueso y áspero de longitud media, pese a que la mayoría de los cachorros nacen con el pelo largo; la coloración varía desde el negro, pardo, negro y pardo o gris. 

¿Cuánto vive la raza?

La longevidad del Pastor Alemán oscila entre los 10 y 12 años, pero depende en gran medida del cuidado que se le brinde al can.

¿Cómo se comporta el Pastor Alemán?

Lejos de lo que puede suponer su gran tamaño, el Pastor Alemán es un tipo de perro de dócil carácter, mostrando una personalidad equilibrada y gran inteligencia, atributos que facilitan si adestramiento, pues aprenden rápido.

Espíritu protector:

Su instinto y sentido de fidelidad, se suma a la valentía que demuestra para darle forma a un perro que protege a los suyos, de ahí que se les ve en constante alerta, sin que ello implique llegar a ser agresivo.

Del mismo modo, se distingue por desarrollar un vínculo cercano con su dueño, y arraigada tendencia a cumplir órdenes. Sin embargo, esto no será posible si no se educa a temprana edad, y desde el refuerzo positivo.

Actitud ante las personas y otros animales:

El instinto guardián de la raza le hace dudar ante los extraños, de ello lo imperioso de criarles desde pequeños, con niños y otras mascotas, lo que no es difícil considerando lo lista y fácil de adiestrar que resulta.

Atendiendo a ellos, es común ver Pastores Alemanes excitables y nervioso, cuando no se crían debidamente, comportamientos agresivos o de sobreprotección, tienden a ser consecuencia inmediata de la mala socialización e inadecuado adiestramiento.

Por otra parte, resulta desfavorable confinarles en una caseta o en patio, así como también dejarles solos con otros perros; la convivencia del can con la familia, extraños y mascotas del vecindario requiere supervisión.

La actividad diaria no puede faltar:

Debido a su carácter activo, los Pastores Alemanes disfrutan y necesitan, tener algo que hacer para no tornarse nerviosos o excitables; grandes cantidades de ejercicio diario serán fundamentales para su óptimo desarrollo.

¿Qué cuidados requiere el Pastor Alemán considerando sus características?

Desde el inicio de su historia, la raza ha desempeñado diferentes papeles en variedad de ámbitos de trabajo, viéndosele desde perro guardián, del ejército o policía, hasta perro de salvamento o guía; pero para que esto sea posible, requiere de ciertos cuidados:

  1. Alimentación:

Los perros grandes como el Pastor Alemán requieren seguir una dieta lo suficientemente cargada de nutrientes como para cubrir sus necesidades; el pienso elegido para alimentarle, tiene que ser de calidad, siendo la carne, su principal fuente de proteínas en lugar de cereales.

Del mismo modo, conviene que incluya en su composición glucosamina y la condroitina, ya que ambas sustancias contribuyen a la salud articular de esta clase de perros. Finalmente, resulta imperioso prestar especial atención a su bebedero, llenándole de agua fresca con frecuencia, pues acostumbran a vaciarlo rápido.

Requerimientos nutricionales en función de la edad:

La correcta alimentación es la base de la buena salud, y los perros no escapan de esta regla; es así como los requerimientos nutricionales del Pastor Alemán deben vigilares en función de la edad. La razón de ello es que pese a ser canes de gran tamaño, tienen estómagos pequeños, entendiéndose lo inadecuado de ofrecerles grandes cantidades de comida.

¿Cómo alimentar a un pastor alemán según su etapa de crecimiento? de la siguiente manera:

  • Cachorro: alimentos sólidos de gran valor nutricional, ricos es calcio y elevado contenido de fibra, deberán proporcionársele tres veces al día.
  • Adulto: la dosis ha de disminuirse a un par, con alimentos de valor proteico y vitamínico – sobretodo A, D, E y K – además de Omega 3 y Omega 6.
  • Senior: el Pastor Alemán anciano maximiza la tendencia de la raza a desarrollar enfermedades clásicas como la displasia, demandando una alimentación rica en calcio y fibra que favorezca la digestión; asimismo, evitar los snacks cargados de grasa.
  1. Entorno:

La susceptibilidad al calor es un rasgo distintivo de la especie, de ahí que es común que entren en calor con mayor rapidez respecto a otras razas de perros; en este sentido la ingesta de agua es fundamental, así como evitar el tiempo prolongado al sol y hacer que la casa sea lo más fresca posible durante la temporada estival.

  1. Pelaje:

Aunque no requiere cortarlo, el mantenimiento del pelo del Pastor Alemán demanda cepillado diario, pues al ser doble su capa de pelo, muestra especial tendencia a caerse; la eliminación del pelo muerto es fundamental, sobre todo en las épocas de muda.  

En lo que concierne al aseo, bastará con bañarles una vez al mes, lo que puede hacerse en casa a diferencia de la extracción del cerumen de sus orejas, tarea que conviene dejársela a u profesional si no se tiene conocimiento, pues de caerle en el interior puede causarle daño.

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de privacidad y Cookies