Home Adiestramiento Ordenes básicas de educación para los perros

Ordenes básicas de educación para los perros

by TeleMascota

Tener un perro educado en todos los ámbitos es uno de los logros personales más grandes que puede tener su dueño. El adiestramiento además de crear momentos divertidos con tu mascota, también es más que fundamental a la hora de facilitar la convivencia perro- amo y el modo de comportamiento hacia las demás personas.

En este post te recomendamos como primera instancia tener mucha paciencia, ya que estos trucos son bastantes básicos pero el proceso de educación siempre dependerá de tu constancia, la personalidad de tu perro y la edad que tenga. Debes empezar en cuánto antes, mientras tu perro sea más pequeño mucho mejor.

No importa si eres primerizo o ya has tenido varios perros a lo largo de tu vida, la mayoría nunca saben por dónde empezar, y es que la educación y el adiestramiento abarcan un gran de mundo de posibilidades, sigue leyendo y conocerás al pie de la letra los mejores y más importantes trucos para tu perro.

Beneficios de entrenar un perro en positivo

El entrenamiento canino realizado de manera correcta trae consecuencias muy positivas tanto para el dueño como para su mascota:

adiestramiento canino
El adiestramiento refuerza las habilidades motoras de nuestro perro.

Obediencia básica

El adiestramiento refuerza las habilidades motoras de un canino, además de aprender las normas que rige su dueño y ser premiado por cumplirlas. No necesitas ser un gurú de los perros o ser un especialista en adiestramiento, con tan solo enseñarle a tu perro que conductas reciben premio y cuáles no pueden marcar un punto y aparte. Puedes premiar las buenas conductas de tu canino con comida, juegos, juguetes o caricias.

Que toda tu familia participe

Uno de los privilegios más interesantes que se gozan al querer adiestrar a un perro, es que toda la familia puede participar y ayudar en su enseñanza. Ya sean niños o adultos todos deberían premiar las buenas acciones de su mascota y seguir motivando a que este las repita. Es fundamental saber que si todos se unen en el adiestramiento la mascota será más feliz, ya que se sentirá importante dentro del núcleo familiar.

Crea vínculos más fuertes

Premiar las buenas acciones de tu perro creará más lazos afectivos y mejorará la comunicación que tienes con tu perro. Enseñarle que las buenas acciones traen un premio ya sea comida, juguetes o un largo juego de caricias será mucho mejor que gritos y golpes, ya que con estos el perro seguirá sin entender que hizo mal. Al saber que por cada comportamiento que haga correcto recibirá un lindo premio el perro se esforzará de repetir estas acciones las veces que sean necesarias.

Disminuye sus niveles de estrés y ansiedad

Tu perro al saber que puede hacer y que no, hará que se sienta más tranquilo y deje de confundirse y alterarse al momento de enfrentar cualquier situación. Si tu perro debe quedarse solo en casa debes enseñarle a que tiene que esperar y comportarse de manera correcta sin que este sienta que ha sido abandonado. Un truco infalible es darle un premio a tu perro una vez que llegues a casa para que el pueda esperarte de manera tranquila y pacífica.

entrenamiento perros
Es fundamental un adiestramiento básico para nuestra mascota.

1 Enseñarle a tu perro a ir al baño

Si tu perro es un bebé es habitual que tenga la tendencia de hacer sus necesidades por todos lados, esto se debe a que en los primeros 4 meses el pequeño cachorro no es capaz de controlar completamente sus esfínteres.

Este es uno de los trucos que más paciencia se necesitarán por parte del dueño, todo dependerá del cachorro, algunos aprenden a ir al baño en el periódico desde los 3 a los 6 meses, pero existen casos de que el cachorro puede lograrlo después de un año de entrenamiento.

Muchos dueños cometen el error de acercar la nariz a las heces de los perros para reprenderlos, en muy pocas ocasiones este castigo funciona. La mayoría de los perros recurren a la coprofagia, comer sus heces o lamer sus orines por miedo a ser reprendidos de nuevo. En otros casos el perro cambia su actitud y empieza a tener miedo a su dueño y a las personas en general.

¿Cómo sabes el momento en que tu perro irá al baño?

  • Camina más rápido de lo normal y se le nota cierto nerviosismo.
  • Olfatea muy seguido el suelo.
  • Camina haciendo círculos.
  • Algunos suelen llorar o mirar a su dueño con carita de pena.

Instalar un corral para perros

Establece un lugar en el que tu perro podrá hacer sus necesidades y en el puedas dejarlo cuando tengas que salir de casa, este lugar debe ser moderadamente amplio y algo alejado de su cama y recipientes de comida. Deja juguetes que pueda morder para que se sienta más cómodo.

Horas posibles en las que un perro va al baño

La mayoría de los perros suelen ir al baño apenas despiertan, poco después de cada comida o cuando han realizado ejercicio y juegos largos. Estos momentos son ideales para que lo acerques a la zona establecida.

Elimina los olores

Si tu perro comete un accidente y hace donde no es, se recomienda eliminar el olor y todo rastro de heces y orines, los olores motivan al perro hacerlo en el mismo lugar.

No lo maltrates

Evita enfurecerte y castigarlo de manera severa, es más recomendable que los premies cada vez que vaya al baño correctamente que reñirle si lo hace mal.

2 La orden de “Sentado”:

adiestrar perro
Una de las cosas más sencillas al empezar el adiestramiento, será enseñarle a nuestro perro a sentarse cuando se lo pidamos.

Una de las maneras más sencillas y rápidas para comenzar la etapa de adiestramiento canino es enseñarle a tu perro sentarse cuando se lo piden. Al ser un movimiento natural de la mascota no le costará demasiado aprenderla. Así que si tienes algunas golosinas o dulces que darle a tu perro toma nota:

  • Lo más importante al momento de enseñar a un perro a sentarse es que será premiado por ello, compra algunas galletas para perros de tamaño pequeño preferiblemente, deja que la olfatee y ofrécele una, si vez que le gusta la golosina y está motivado ya podrás empezar.
  • Agarra otra golosina y mantenla en tu puño, deja que la olfatee y cuando hayas captado su atención avanza con tu brazo recorriendo una línea imaginaria comenzando con la cabeza de tu mascota hasta la zona trasera, en donde se encuentra su cola.
  • Mediante este recorrido lineal, verás que tu mascota se irá sentando progresivamente, debes tomar en cuenta que tu mascota en ningún momento debe perder la atención en tu puño. Una vez que esté sentado podrás darle su merecida golosina.
  • Sigue realizando varias repeticiones y antes de cada recorrido repítele la palabra clave “Sit” o “sentado” para que el canino empiece a relacionar la palabra con el movimiento.

Seguramente tu perro se sentirá confundido e intentará realizar otros movimientos, debes tener mucha paciencia y constancia ya que no todos los perros lo interiorizarán y lo aprenderán a la misma velocidad. Recuerda que solo deberás escoger una sola palabra sencilla para que tu perro la grabe lo más rápido posible.

3 Quedarse “Quieto”

Si bien es una de las órdenes más tediosas y fastidiosas para un canino, es una herramienta imprescindible para controlar su comportamiento en caso de que este se enfrente a multitudes, tenga visitas en casa, lo saques al parque o cualquier otra situación que requiera que tu mascota se aleje o se detenga.

  • Pídele a tu perro que se “siente” mediante una orden.
  • Escoge con anterioridad una señal, movimiento o palabra que vayas a utilizar para que tu perro aprenda el ejercicio, recuerda que estas señales deben ser fáciles de reconocer y recordar. Por ejemplo, algunas personas suelen utilizar la palabra “quieto” mientras abren la palma de su mano.
  • Realiza repeticiones para que tu perro logre memorizar todo el ejercicio.
  • Al principio realiza el ejercicio de manera lenta y sin prisa, mientras tu mascota vaya comprendiéndolo, aumenta progresivamente la velocidad de la orden.
  • Cuando tu mascota logre mantenerse quieto por más de 10 segundos, aléjate lentamente repitiendo el ejercicio.
  • Sigue alejándote, si ves que tu perro comienza a seguirte, vuelve a repetir el ejercicio desde el principio.
  • El final del ejercicio radica en que tu perro se mantenga quieto no importa si te encuentras a 10 o 15 metros de distancia, o incluso si lo llama otra persona.

4 “Tumbado”:

enseñar a perro
Después de que haya aprendido a sentarse, nos costará poco enseñarle a tumbarse.

A pesar de que esta es una orden bastante básica y sencilla de aprender, no todos los perros estarán dispuestos a aprenderla a la primera ya que podrían sentirse vulnerables. Deberás armarte de paciencia y seguir estos consejos:

  • Dile a tu perro que se “siente”.
  • Con la golosina o la galleta en tu puño capta su atención y baja tu mano hasta al piso a medida que tu perro baja a la par con tu mano.
  • Cuando tu perro esté “tumbado” dale la golosina y motívalo con palabras cariñosas.
  • Repite la orden añadiéndole una señal y una palabra sencilla, sigue practicando para que tu perro se tumbe así no tengas golosinas.

Al final del ejercicio tienes que lograr que tu mascota se tumbe por un segundo o más, que se tumbe aunque te estés moviendo, que tu perro se quede tumbado por un segundo o más mientras te mueves y que se tumbe apenas hagas la orden.

5 Que el perro reconozca su nombre:

La finalidad de este truco es que tu perro mantenga la atención en ti una vez que lo llames por su nombre. El nombre de un perro debe ser fácil y corto, ya que los largos provocarán que tu perro se confunda y tarde mucho más tiempo en aprenderlo. Tampoco deben ser similares a otras órdenes u objetos que utilices y que se encuentren en tu hogar.

  • Mantén una pequeña golosina en tu puño y deja que tu perro la olfatee y capta su atención. Tu mascota tratará de quitarte la golosina de todas las maneras posibles, mantente firme y solo dale la golosina cuando pronuncies su nombre y el te mire a los ojos.
  • Realiza todas las repeticiones necesarias, todo dependerá de la capacidad mental de tu perro, muchos aprenden a la primera pero a otros les cuesta un poco más de trabajo.
  • Puedes intentar gradualmente que tu perro mantenga la atención en ti por más de tres o cinco segundos.
  • Practica en todas partes, lugares abiertos como cerrados.

6 Que tu perro venga hacia a ti cuando lo llames:

Hacer que tu perro acuda hacia ti cuando lo llames le dará más libertad al momento de pasear, correar, saltar y jugar en un parque sin la necesidad de estar atado a una correa. La finalidad de este ejercicio es que tu perro vaya hacia ti cuando lo llames no importa si está o no en un lugar abierto, solitario o lleno de gente.

  • Deberás empezar con el ejercicio en un lugar cerrado y con poca gente para evitar distracciones.
  • Pon una de las golosinas o el premio que le darás a tu mascota en tu mano y busca la palabra adecuada para cuando vayas a aplicar la orden, “ven aquí”, “aquí”, “ven” o simplemente llamarlo por su nombre es uno de los ejemplos más utilizados.
  • Tu perro no debe saber que escondes la golosina, repítele la señal o palabra clave para que acuda hacia ti, si bien al principio no entenderá nada, solo deberás mostrar la golosina y el premio y se acercará a ti rápidamente. Dale el premio y felicítalo, la motivación hará que tu perro repita el ejercicio.
  • Vuelve a repetir el ejercicio con la palabra clave pero sin golosina, si tu perro se niega a acudir a ti, deberás utilizar el premio lo necesario hasta que el perro asocie la señal con la orden.
  • Repite el ejercicio cada vez más lejos hasta que tu perro sea capaz de hacerte caso a varios metros de distancia, si piensa que le darás una recompensa no se lo pensará dos veces antes de ir hacia a ti.

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de privacidad y Cookies