Home Cuidados Dietas para gatos

Dietas para gatos

by TeleMascota

Si bien, los gatos son unas de las mascotas domesticas más apreciadas y queridas por nosotros, nuestros felinos amigos tienen cuidados especiales en varios aspectos incluyendo su alimentación. Se debe tener conocimiento de cómo alimentar adecuadamente a los gatos, sus dietas convenientes y las que no lo son. Un gato bien alimentado tendrá una mejor salud, apariencia y estado de ánimo.

Este texto estará orientado a informarte las mejores maneras de alimentar sana, conveniente y satisfactoriamente a los gatos. Así evitarás las visitas al veterinario de más, riesgos en la salud de tu mascota, y manejarás sus dietas de mejor manera. Al final tendrás un gato más feliz, juguetón, cómodo y saludable en tu hogar.

Lo conveniente en la dieta de los gatos

Se debe alimentar a nuestros felinos tomando en cuenta su hidratación, por lo tanto, alimentos secos y húmedos deben estar en alternancia. Pese a que beben poca agua, eso no significa que no necesiten líquidos. Si un gato no es bien hidratado puede afectarse seriamente su salud. Evita la formación de cristales en su orina, para ello un alimento húmedo ayuda bastante a su dieta.

Debemos incentivarlos a beber raciones de agua para el bienestar de sus riñones, el agua debe ser limpia, ya que las aguas sucias u oscuras les disgustan. Una cualidad de los gatos es que les encanta beber agua corriente, por eso existen mini fuentes que permiten que el agua fluya. Una buena dieta es combinar los alimentos secos con húmedos sin olvidar darles líquidos y por supuesto, el agua.

El alimento especializado que compramos

El alimento debe ser de una calidad que nutra de buena manera, esto es necesario. Al ser por naturaleza carnívoros su alimento necesita tener altos contenidos de proteínas. Las carnes son fundamentales en la dieta de los gatos. Asimismo, la taurina es ideal como aminoácido en el metabolismo y debe estar garantizada en las latas. Cuando se compra alimento a base de carnes para gatos, debemos asegurarnos que estén en buen estado y verificar las etiquetas de las enlatadas.

Hay varias opciones en el mercado, lamentablemente algunas no son las más adecuadas y una alimentación pobre se traduce en enfermedad. Si se gasta dinero en productos especializados para alimentar a tu gato, aunque parezcan costosos, al ser un animal no muy grande, no va a ser mucho el gasto a la larga. Lo ideal es gastar lo indicado, pero comprar calidad y no irse por la cantidad.

No exageres las raciones

La naturaleza felina en especial de los gatos es la cacería frecuentemente durante el día, ya sean roedores, reptiles, pajarillos, etc. Lo ideal es imitar esta forma natural de alimentarse. Ellos acostumbran a guardar parte de su presa para comerla luego, administrando el tiempo y la cantidad. Normalmente, se les puede tener su comida en su recipiente y cuando sienten de verdad deseos, comen. Así que darles racionadamente y a intervalos funciona muy bien.

Los gatos no son deslumbrados por la cantidad, buscan más la calidad y suelen ocultar comida por varios lugares del hogar. No debes preocuparte por si queda muy lleno o con falta, ellos saben bien lo que necesitan. Si fuere el caso que tu gato es obeso, sería la excepción, entonces no se le dejaría la comida así no más. Trataríamos de cuidarle la cantidad que consume en exceso.

Alimentos que consumimos que pueden comer los gatos de manera controlada

dietas para gatos
Hay algunos alimentos que comemos que pueden comer también nuestros gatos, y otros que no.

Muchos ignoran que nuestra comida no es por lo general buena para los gatos, incluso algunos alimentos nuestros pueden ser muy perjudiciales. Los gatos tienen el metabolismo diferente al nuestro, y sus necesidades no son igual a las nuestras. Sin embargo, algunas cosas pueden dárseles sin poner en riesgo su salud.

Cuando quieras alimentar a tu mascota con algo diferente a la comida para gatos especializada, pensar en darle algunos alimentos que consumimos no le afectara su salud. Eso sí, sin exagerar las raciones. Comida compatible con los gatos son:

  • Alimento de bebé, algunos pueden servirle a la dieta del gato, pero que no contengan cebolla o ajo.
  • El yogur puede dárseles, pero no frecuentemente. De vez en cuando es lo apropiado.
  • Los huevos cocidos son una buena opción, tienen proteínas y les gusta mucho.
  • Los plátanos en trocitos algunas veces están bien.
  • El arroz no les daña y al ser suave le sirve de mucho ayudándoles en su digestión.
  • Las verduras cocidas tampoco les afecta su salud, además les gustan y disfrutan comerlas.
  • Para ayudarles a eliminar bolas de pelos añadirle aceite a su comida en poca cantidad ayuda mucho, aunque no se debe hacer con frecuencia.
  • El pollo y pavo cocido es muy apreciado y si está enfermo le ayuda a tomar energía y ánimo. Quítales preferiblemente el cuero.
  • El pescado como el atún y el salmón les encanta, sólo hay que procurar quitarle las espinas. Además, se les puede dar con mayor frecuencia.
  • Carne de res y cerdo picada en trocitos vuelve loco a tu gato, les gusta mucho y no les daña.
  • El queso mejor si es duro, lo adoran y les ayuda al calcio.
  • Las galletas también pueden comerlas, pero que no sea frecuentemente sobre todo si son dulces.
  • La pasta es otro alimento que nos encanta y a los gatos también. Pero evita dárselas con salsa, cebolla o condimentos.

Lo que nunca debes darles a los gatos

alimento gatos
Hay alimentos totalmente prohibidos para nuestros gatos.

Aunque parezcan inofensivos y sin importancia, nunca le des a tu gato ningún alimento que se encuentre en esta lista, porque les daña seriamente. A veces sin querer, porque no es nuestra intención dañar a nuestras mascotas, las lastimamos. Estos alimentos están de sobra comprobados como perjudiciales para nuestros gatos. Por nada les des estos alimentos, aunque te ponga su carita de ternura y de necesidad. Estos alimentos son los siguientes:

  • El chocolate los puede matar, por tener teobromina que al acumularse en su sangre es mortal por no tener la capacidad de digerirla o eliminarla.
  • La cafeína tarda más en eliminarla de su organismo y sus efectos les duran más.
  • La levadura no la pueden digerir y les traen complicaciones serias.
  • El aguacate, por tener la toxina persin, les da problemas digestivos y respiratorios al consumirlo.
  • El atún enlatado por las sales de sodio.
  • Carnes frías como salchichas, jamón, mortadela. Tienen demasiado sodio y grasa que les afecta el metabolismo.
  • La leche, aunque nos sorprenda, no toleran la lactosa de adulto. Si les damos que sea deslactosada.
  • Los huesos del pollo pueden provocarles asfixia al morderlos y al pasarlos laceraciones y obstrucciones intestinales.
  • Las uvas y las pasas afectan los riñones de los gatos.
  • Las nueces afectan el sistema nervioso.
  • El pescado crudo, aunque cazan peces, darles seguido pescado crudo no es conveniente en la dieta del gato pues imposibilita la absorción de vitamina B por enzimas y parásitos.
  • El alcohol podría intoxicarlos y hasta envenenarlos.
  • No le des comida de perro, ya que los canes tienen un metabolismo muy diferente.
  • La cebolla y el ajo destruye los glóbulos rojos del gato provocándoles anemia hemolítica.
  • Los huevos crudos pueden provocar salmonela y entero colitis.
  • El limón puede ser hasta venenoso en algunas razas.

No le des sobras de tu comida

Son muchos inconvenientes que puede sufrir un gato por comer nuestras sobras. Aunque no se hace con ninguna mala intensión debemos saber que no es adecuado hacer esta práctica. Los residuos de comida de consumo humano ponen en riesgo la salud de los gatos: obstrucción intestinal, diarrea, intoxicación, daños a los glóbulos rojos, vómito, etc. Los gatos no pueden comer cualquier alimento y nuestros menús no son específicos para ellos. Si comen restos de pescado, condimentos, cebolla, salsas, pueden padecer obstrucciones y hasta rigidez muscular.

Cuando los alimentos no les hacen bien, padecen diarreas y vomitan lo que no pueden digerir. Muchos gatos terminan obesos por la costumbre de husmear y tomar porciones de lo que comemos en la mesa. La obesidad es otro problema serio entre los gatos. Para evitar estos y otros inconvenientes para lo que nuestras mascotas no están preparadas, se debe suprimir de forma inmediata el darle sobras de nuestra cocina y alimentos a los gatos.

No insistas en dar comida humana a los gatos

Para aclarar más sobre este importante punto, debes saber que los gatos son delicados si se trata de comer nuestras sobras y tipos de comidas. Nuestros alimentos son generalmente perjudiciales para ellos, eso es algo que no podemos ignorar. Como ya hemos aclarado, cebolla, ajo y aguacate están presentes en nuestra dieta, estos alimentos los perjudican, dañan su sangre y digestión. Por ejemplo, el aguacate les causa acumulación de líquidos en el tejido coronario llegando incluso a ser mortal.

El café, el té, los condimentos y el picante ocasionan deficiencias en su salud. Ni hablar del chocolate, que como ya lo expusimos, puede provocar la muerte por su toxicidad para los mininos. Nuestros alimentos pueden afectar su sistema respiratorio, digestivo y nervioso, como las pasas. Nos hacen creer que la leche es buena para ellos, cuando la verdad es que la leche de vaca no es ni cerca de lo que ellos toleran y requieren en su nutrición, aunque les encanta, no les sirve.

Leche deslactosada es la indicada o preparados lácteos específicos para felinos, si fuere el caso que tu gato se muere por la leche. Aunque lo ideal es no acostumbrarlo, ya que son por naturaleza intolerantes a la lactosa. El tiempo y la experiencia, más el conocimiento de los veterinarios y expertos, han desarrollado poderosas razones para que no les demos sobras nuestras a los gatos. Lo ideal es tomar en cuenta estas razones que están sustentadas en una base real, experimental y médica.

Cómo alimentar a mi gato en termino de tiempo

Hay que estar pendientes de la frecuencia en la que alimentamos a nuestros gatos.

Ya sabemos que el gato acostumbra a racionar su comida, y tampoco debemos exagerar en la cantidad. Pero también hay estar pendientes de la frecuencia con que alimentamos a los gatos. La frecuencia con que se alimentan impacta sustancialmente su actividad, metabolismo y evita la obesidad. Ahora bien, lo primero a toma en cuenta es su edad.

Si son gatos pequeños entre 8 semanas y 6 meses, unas 3 o 4 raciones al día son suficientes, después de los 6 meses con 2 raciones al día bastará. En esta etapa de la vida los gatos son más vulnerables, y sus cuidados deben ser más estrictos. Cualquier alimento no conveniente les puede causar mayores problemas. Cuando los gatos son adultos, es decir, mayores de 1 año, y activos, una porción al día está bien. Si padeciera obesidad se divide la porción en 2 para mejorar su metabolismo.

Cuando los gatos pasan los 7 años pueden mantener la dieta y frecuencia de los adultos, pero su comida debe tener garantizado los nutrientes que requieren. De este modo se mantienen saludables y en óptimas condiciones. Ente 1 y 2 raciones al día es lo ideal, pero siempre se debe escuchar las sugerencias y recomendaciones del veterinario. Además de sus raciones, no olvides el agua limpia y fresca, el cómo se alimenta un gato, garantiza su salud y actividad física.

Raciones recomendadas por peso

Ya hablamos de la frecuencia, ahora trataremos de dar la cantidad más recomendada para los mininos. Recuerda que siempre influirán factores para decidir en ello como la actividad en su estilo de vida, el tamaño, metabolismo y el alimento que les ofrecemos.

No obstante, el factor vital es el peso del gato, que nos ayudará a saber la cantidad más adecuada. Veamos un ejemplo según el peso de un gato adulto:

  • Si el gato tiene un peso de 2 kg su ración debe ser entre 30 y 40 g.
  • Si el gato tiene un peso de 3 kg su ración debe ser entre 40 y 55 g.
  • Si el gato tiene un peso de 4 kg su ración debe ser entre 45 y 65 g.
  • Si el gato tiene un peso de 5 kg su ración debe ser entre 55 y 75 g.
  • Si tu gato supera los 5 kg se recomienda 11 g por cada kilo que pesa.

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de privacidad y Cookies