Home Consejos ¿Cómo educar a un gato?

¿Cómo educar a un gato?

by TeleMascota

Al adoptar un gato cachorro, es fundamental educarlo y enseñarle a comportarse para que se adapte a vivir en un hogar y crezca siendo una mascota muy feliz.

Esto es fundamental, pues nadie quiere a un gato que le rompa o dañe los muebles o que haga sus necesidades en otros lugares aparte el arenero.

Por eso, hemos preparado este artículo, en donde te contaremos cómo puedes educar a tu gato de forma exitosa.

Desde la llegada del pequeño a nuestro hogar

Pocos lo saben, pero el primer instante cuando el gatito llega a casa es fundamental para su futuro desarrollo. Lo primero que debes hacer es mostrarte muy afectivo con él, por lo que puedes acariciarlo, hablar de forma cariñosa, entre otras cosas, con la intención de que este confíe en ti.

Sabrás que el gato confía en ti cuando te lama. Luego, debes proceder a enseñarle dónde está ubicado todo a tu alrededor, desde los juguetes, el comedero, su cama, la caja de arena, etc. De esta forma, el animal sabrá de forma rápida cómo utilizarlos. Recuerda también que es importante que tenga agua fresca siempre.

Cuando notes que tu gatito se siente a gusto y adaptado a su nuevo ambiente, entonces será el momento adecuado para comenzar con sus enseñanzas, las que, como te hemos contado, deben ser puestas en práctica desde que llegan.

La mejor forma de comenzar, es enseñarle a usar su arenero y los juguetes. De hecho, algunos expertos recomiendan que cuentes con un rascador desde que el gato llega a casa, para incentivarlo a que lo utilice hasta que sepa dominarlo.

Una excelente forma de lograr esto, es por medio de recompensas luego de que lo utilice. Después podrás pasar con el arenero, por lo que debes optar por uno que le permita al animal un acceso mucho más rápido. Para ello, asegúrate de trasladarlo allí después de cada comida, luego de despertar e incluso después de haber jugado durante mucho tiempo con nosotros.

Enseñándole a no morder y a no rasguñar

Como sabrás, los gatos pueden ser un poco violentos si no se educan bien, recurriendo a agredirse con sus uñas y dientes. Esto es algo que, como felinos, llevan en su ADN desde que nacen. Sin embargo, puede cambiarse siempre y cuando se eduque desde pequeño.

Para comenzar, y en sus primeras semanas con nosotros, es importante que le des libertad para que muerda y explore todo lo que le rodea. Esto es fundamental, pues le ayudará a desarrollar esta capacidad para su vida.

Cuando hayan pasado las primeras tres semanas, siempre que el gatito te muerda o rasguñe, debes hacer un sonido que él escuche y posteriormente dejas de jugar con él. De esta forma, y como en esta etapa es fundamental para él todo lo relacionado a los juegos, este va a asociar tu respuesta a lo que hizo con el fin del juego y no lo hará más.

Es importante hacer énfasis en que, aunque debes enseñarle a no morderte a ti, no debes caer en el error de estimularle esta conducta demasiada, haciendo que el animal sea reacio a hacerlo de forma natural.

Puedes emplear algunos accesorios o juguetes, tales como una caña de pescar, con la intención de que el animal los muerda o rasguñe sin problemas, pues debes tener siempre presente que esto es algo natural en ellos y que es perfectamente normal que lo haga con sus juguetes, pero no contigo.

Como hemos mencionado, jamás castigues al gatito o le enseñes que morder y rasguñar sus juguetes está mal.

Enseñándolo a acechar y a reconocer el peligro

Siempre debes tener presente que los gatos están emparentados con los grandes felinos como leones y tigres, por lo que en su ADN corre parte de su conducta, aunque los gatos son más sencillos de educar.

Dicho esto, una de sus conductas más características, tiene que ver con el asecho, pues esto es algo que disfrutan hacer. De hecho, es probable que notes que cuando es pequeño, disfruta esconderse de ti para luego saltar sigilosa y repentinamente a tus pies si te acercas a él.

Sin embargo, de forma natural, pierden este hábito rápidamente mientras creces, pues es probable que los pises accidentalmente y entiendan que no sabes jugar a la víctima.

No obstante, esto no significa que dejen de hacerlo, pues es algo con lo que nacieron y que pondrán en práctica cuando cacen.

Pero esto no es todo, es importante también que te encargues de enseñarle al animal que existen ciertas habitaciones de la casa en las cuales no debería entrar, como por ejemplo, la cocina, ya que hay muchos elementos que podrían hacerle daño, como cuchillos, el fuego, entre otras cosas.

Además, quieres evitar el escenario en que estés cargando algo caliente o frágil y te tropieces con el gato, poniéndolos en peligro a los dos. Por esto debes privarlo del acceso a la cocina y demás sitios.

Aquí aprovecharemos para contarte que debes tener su arenero muy lejos de su recipiente de comida, ya que estos felinos son bastante pulcros y no soportan hacer sus necesidades cerca de donde comen.

Los estímulos reforzantes positivos

Los gatos, cual niño, cuando son pequeños y adolescentes tienden a ser muy traviesos, por lo que existen conductas que debes corregir, y para ello puedes emplear la técnica del refuerzo positivo.

Las mejores formas de premiar a tu gato, es con comida, caricias o palabras lindas, siempre que haga algo que te parezca correcto. De esta forma, el animal asimilará lo que es positivo y que debe seguir haciéndolo.

Por otro lado, si notas que le gusta rasguñarte para que le pongas atención, debes ignorarlo, para que así entienda que no es la forma de hacerlo. Y cuando se acerque a ti estando tranquilo, puedes premiarle.

También debes procurar caer en castigos o regaños si hace algo que no te guste. Recuerda que ellos quieren tu atención, que juegues con ellos, los acaricies, entre otras cosas, por lo que hacen algo que no te guste con el fin de lograrlo, no conseguirás ningún avance, ya que lo seguirán repitiendo.

Y, si los atrapas haciendo algo que no debe, solo procede a cambiar tu tono de voz a uno más grave, para que lo asocie con un regaño. No caigas en castigos físicos ni maltratos.

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de privacidad y Cookies