Home Razas de Perro Chihuahua

Chihuahua

by TeleMascota

Teniendo al estado homónimo de México como lugar de origen, el Chihuahua es uno de los perros más conocidos cuando se habla de razas caninas pequeñas, y es que ese peculiar tamaño – que puede ser igual a la palma de una mano – representa su rasgo más distintivo; descúbranse a continuación sus características, clasificación, comportamiento y cuidados.

¿Cuáles son las características de la raza Chihuahua?

En líneas generales, la raza canina se caracteriza por ser pequeña, sin embargo, no hay que dejarse llevar por el tamaño, pues son perros de carácter, aun ni siquiera alcanzando los 30 cm de alturas ni pesar más de 4 kg.

Aunque su cabeza sobresale de manera notoria, en términos anatómicos el cuerpo del Chihuahua está bien proporcionado, sus orejas – siempre erguidas – tiene forma triangular y alargada, mientras las extremidades complementan la compacta estructura.

Tipos de Chihuahua: 

La clasificación de la raza puede variar en función tanto del pelaje como de la forma de la cabeza, no obstante, es esta última la más aceptada de todas debido a que algunos perros presentan variedad en sus pelajes siendo de la misma raza; atendiendo a ello se distinguen dos tipos de Chihuahuas:

  1. Chihuahua cabeza de venado:

Como su nombre lo hace entrever, estos perros se caracterizan por presentar una cabeza anatómicamente similar a la de un venado; sus cuerpos son estilizados, lo que le confiere un aspecto tierno y dulce. La altura y forma alargada es lo que le diferencia del resto de especies de la misma raza.

  1. Chihuahua cabeza de manzana:

De orejas erguidas – que le hacen parecer en alerta constante – y ojos saltones, esta especie de Chihuahuas presenta un cuerpo más pequeño y estrecho, respecto a la cabeza, despertando la atención de quienes se decantan por la raza.

Si de clasificarlos según su pelaje se trata, existen:

  • Chihuahuas de pelaje corto, con pelo liso u ondulado
  • Chihuahuas de pelaje largo, generalmente de pelo suave y muy liso.

En cuanto a coloración, el pelo puede variar desde blanco, azulado y vainilla, hasta rojizo, marrón y negro, con pelaje uniforme en un único color, combinado e inclusive, presentar ciertas manchas.

¿Cómo se comporta el Chihuahua?

El carácter del Chihuahua depende mucho de la educación que le dé su dueño; pero aun teniendo una personalidad indefinida, a grandes rasgos son perros tiernos y cariñosos. La capacidad de observación, astucia e inteligencia de estos canes les permite salirse con la suya, pues aun de su diminuto tamaño, no dejan de ser devotos y valientes.

Su calidad de perro entregado a la familia, hace que el Chihuahua muestre ocasionalmente actitudes celosas ante las relaciones de quienes considera sus dueños, defendiéndolos y mostrándose siempre alerta y vigilante ante los intrusos.

La convivencia con el Chihuahua:

La docilidad de la raza los convierte en excelentes perros de compañía, disfrutan llamar la atención, estar ocupados y ser activos. Aunque son fieles a sus propietarios, no toleran bien el maltrato, y aun siendo buenas mascotas familiares, tienen la fama de intentar morder a todo aquel que represente una amenaza para ellos.

Del mismo modo, marcan cierta tendencia a ser temperamentales, de ahí que tratan constantemente de dominar a sus amos; al igual que otras razas de perros pequeños, estos canes son propensos a ladrar en comparación con los más grandes.

¿Qué cuidados necesita el Chihuahua?

El adiestramiento del Chihuahua tiene que ser el mismo que se le daría a un perro de mayor tamaño, pues a pesar de que, a priori, algunas acciones pueden causar gracia, privarles de la respectiva reprimenda, puede convertirse en un problema más adelante.

El principal aspecto que debe cuidarse al momento de adiestrar un Chihuahua se vincula al ladrido, siendo necesario incidir en que no ladre demasiado a los extraños; del mismo modo conviene evitar actitudes celosas respecto a los integrantes de la familia. Mostrarse permisivo con la raza, solo complica su comportamiento.

¿Cómo educarlo?

Al igual que cualquier otra raza, la educación del chihuahua debe comenzar a temprana edad, enseñándole a socializar no solo con las personas, sino con otras mascotas; cuando se descuida este aspecto, el perro se vuelve antisocial, comportándose de manera huraña e impropia.

Una vez que aprende a convivir en armonía, el Chihuahua disfruta de la compañía de niños, adultos y animales, es un perro tranquilo y se comporta bien. Es imperioso que entienda quien es el que manda, por lo que habrá de establecerse un horario de comida, sueño y paseo.

Siendo un perro listo, los premios y atenciones son clave en su adiestramiento, estos incentivos serán utilizados para establecer límites, premiándoseles cuando verdaderamente lo merezcan y nunca antes comportamientos inadecuados.

Entorno y alimentación:

La capacidad de adaptación de la raza permite que se ajusten a vivir en cualquier lugar – desde un piso pequeño, hasta casas con jardín – sin embargo, su sensibilidad al frío requiere que en los meses de invierno, se les dote de prendas de abrigo.

Por otra parte, resulta imperioso que reciban una dosis de actividad diaria – de preferencia, sacarles varias veces al día para que se ejerciten; esto, adicional a permitirles drenar energía, disminuye las posibilidades de sufrir obesidad, enfermedad hacia la cual tienen especial tendencia.

En lo que concierne a la alimentación, el Chihuahua disfruta de comer – especialmente, premios y chuches – requiriendo atención especial a lo que se les ofrece a fin de evitar que superen su peso ideal, ya que para la raza, el sobrepeso se traduce tanto a problemas en sus articulaciones como cardiacos.

¿Cuánto vive un Chihuahua?

La longevidad de la raza puede alcanzar los 18 años – incluso, sobrepasar esta edad si se les mantiene sanos y en forma – no obstante, algunas enfermedades son recurrentes a lo largo de su vida, siendo las más comunes: epilepsia, paladar partido, hernia discal, dislocación glaucoma secundaria, hemofilia, hidrocefalia y dificultades del corazón.

De ello se deriva la necesidad de llevar a la mascota habitualmente al veterinario, seguir su calendario de vacunación y conferirle los cuidados necesarios para su correcto desarrollo y mantenimiento.

You may also like

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Acepto Leer más

Política de privacidad y Cookies